María Florencia Rua: Luces mal usadas

Génesis

 Somos la falla de un lago,
sonreí.
La música es un plan de evasión.
Una montaña tiró error
y acá estamos:
dando vueltitas en la pista de aterrizaje.
El avión estrellará
y con sus partes haremos
una amistad mutante.
Ayer Lucy me dijo:
no hay secretos entre nosotras.
Transamos lento
en el baño de la fiesta.
Una luz violeta
condujo nuestras lenguas.
Y un pensamiento sobre princesas rusas.
Meamos
en la canción equivocada.
Salida.
Hay una torre incendiada en mi mente.
O hubo.
Triángulo, triángulo, cuadrado, redondel.
Los escombros caen,
el ruidito a oro.
Fugacidad y corazón,
en el asfalto está escrito.
Y una frase que no se llega a leer.
Nunca nada se llega a leer,
qué mierda.
Hay un pasto
y es verde entre el cemento.
Un fueguito se prende con ramas
para hacer calor.
No es parte de un hechizo,
es la inteligencia entrenada.
De chica jugabas
a que en la arena armabas casas
y amabas como venganza.
Pero esas casas fueron destruidas.
¿Dónde vivirás ahora?
Las piletas son caras,
profundas conocen secretos.
¿Qué harás además de ordenar el tiempo?
No llores…
Existe internet.
Hay un tipito arriba de un caballo rosa en
    busca de aventuras.
Y cigarrillos.
Almacena dióxido de carbono
para escupir brillitos.
Los brillitos son peligrosos:
detectan la imbecilidad,
cuidado.
Lucy,
te vi morir
y temblé
y bailé.
Mi cuerpo tampoco
entiende la velocidad.
La voracidad.
La velleza.
El tipito soy yo llorando
arriba del caballo.
Perder es una fantasía
dice mi caballo.
Perdí
dice mi caballo.
El dolor nos organizaba
cuando la maldad
disparaba sobre nosotras.
Ahora el dolor es el paisaje,
cómo salir de él.
Un sueño de espadas y bombas,
también nombrar a las cosas
que todavía no existen.
En el dolor, hay un gatito y
quiere comer,
daré de comer al gatito.
Gatita,
te llamarás Confusión,
seré tu padre y una odalisca
las noches arriesgadas.
¿Tú serás paciente y generosa
conmigo?
En el futuro,
irás con tu nombre
y un trueno
a sentarte en el parque.
La plata nos ayudará.
Hablaremos el idioma de las amigas.
***
NOTA BIOGRÁFICA
     María Florencia Rua (Argentina, 1992) es escritora, actriz y directora de teatro. Se formó como dramaturga con diferentes referentes del teatro de Buenos Aires y participó de numerosos talleres de escritura donde desarrolló su obra poética. Escribió y dirigó La noche quieta, obra estrenada en 2017. Luces mal usadas, su primer poemario, fue publicado por La carretilla Roja Ediciones dentro de Celofán, Antología de poetas jóvenes.
 ***
Disponible: 10,40 euros
 Métodos de pago:
Mediante transferencia al número de Ediciones Liliputienses:ES14 2103 2649 4200 3647 4110 (una vez realizada la transferencia, dinos a qué dirección quieres que te lo enviemos a través de un mensaje al correo elblogliliputiense@gmail.com).
Mediante Paypal