Sofía de la Vega: La idea es vivir cerca pero no encima




Iceberg
 
Estoy hablando por teléfono con un amigo
que vive a 1.200 km de mi casa.
En Tucumán casi siempre se cumplen
las 12 horas de luz y 12 de oscuridad. En verano
amanece antes pero no somos como Islandia
donde hay días enteros luminosos o negros.
Le cuento que estoy interesada en las pinturas
de icebergs. Mi curiosidad empezó con un novio
que pintaba cuadros de 15x15 donde los hielos
eran rosados y lilas, a veces también celestes.
Eso lo hacía especial, como la quietud
en la que vivíamos. El único hielo que me gusta
es el que pongo para enfriar el té, se ríe
mi amigo. El té es agua sucia dicen
los médicos nutricionistas, pero llega una edad
en que la leche te hace doler
la panza. Nunca entendí por qué las cosas
que nos hacen bien de chicos son malas
de grandes. Es como si fuéramos
mini-personas y después macro-personas distintas,
por eso se puede aprender cualquier idioma
hasta los seis años. Después no podemos pronunciar:
Un oiseau né en cage pense que voler est une maladie.
Me gustan los icebergs porque fueron gotas
de lluvia o algo así que se volvieron gigantes donde
está el futuro del agua potable.
Elizabeth Bishop dice que es mejor ser iceberg
que barco, aunque ello signifique el fin del viaje.
El hielo en mi memoria es ese amor
que veía el congelamiento de las cosas.
La imagen fija de lo que perdimos:
las fotos que no nos pasamos, el pelo de nuestros perros,
el libro que le regalé y empezó a leer,
los vasos de Coca aguados,
la pintura de un paisaje pequeño y gris,
la cama que sigue destendida
y no es de ninguna de nuestras casas.


***

Sofía de la Vega nació en San Miguel de Tucumán, Argentina, en 1993. Estudió Profesorado en Letras
en la Universidad Nacional de Tucumán. Participó de la Primera Residencia para poetas jóvenes del
FIPR en 2017. Desde 2015, es organizadora del Festival Internacional de Literatura Tucumán. Publicó
su primer libro de poesía en 2018 Blancas y plateadas (Neutrinos). 

***
Disponible: 10,40 euros
 Métodos de pago:
Mediante transferencia al número de Ediciones Liliputienses:ES14 2103 2649 4200 3647 4110 (una vez realizada la transferencia, dinos a qué dirección quieres que te lo enviemos a través de un mensaje al correo elblogliliputiense@gmail.com).
Mediante Paypal